Síguenos

Valencia

#BorrascaBlas Las olas alcanzan 6,5 metros de altura en el Puerto de Valencia

Publicado

en

València, 10 nov (EFE).- Las olas en la costa valenciana, que se mantiene en alerta amarilla debido a la borrasca Blas, han llegado a una altura máxima de 6,5 metros en el puerto de Valencia a las cinco de la madrugada.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en aguas costeras ha ido arreciando de madrugada el viento del norte y nordeste fuerza 7.

La altura significativa de olas ha llegado a los 4 metros en la boya del puerto de Valencia, aunque a las cinco de la madrugada ha alcanzado una altura máxima de 6.5 metros.

El cielo está este miércoles muy nuboso en Alicante y el litoral de Valencia, con chubascos en las primeras horas en la Marina Alta y Baixa y zonas de la Safor, aunque de madrugada también ha habido lluvias débiles en otras zonas litorales de Valencia y Alicante.

Hasta las 9.30 horas, las precipitaciones han dejado acumulados de 26,8 litros por metro cuadrado en La Vall de Laguar (Alicante); 26,2 en Murla (Alicante); 16,4 l/m2 en Xàbia (Alicante); y 16,2 en Ròtova (Valencia).

También 13,2 litros por metro cuadrado en Pego (Alicante); 12,6 en Villalonga (Valencia); 8,6 l/m2 en Miramar (Valencia); 4 en Barx (Valencia); 2,4 en Alcoi (Alicante); 1,4 en Benidorm (Alicante); 1,2 en Alicante; y 0,7 en València.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

La Conselleria de Sanidad ya prepara el proceso para vacunar a los niños

Publicado

en

Madrid/València, 7 dic (EFE).- La Conselleria de Sanidad ya está preparando el proceso de vacunación contra la covid-19 de los niños de 5 a 11 años, una vez que la Comisión de Salud Pública ha aprobado este martes la vacuna infantil para este grupo de edad, la franja con una mayor incidencia de contagios.

Sanidad ha indicado a EFE que se está trabajando en la mejor fórmula para vacunar a los niños, de una manera rápida, ágil y con la menor molestia para todos.

España empezará a vacunar a los niños de 5 a 11 años contra la covid-19 a partir del 15 de diciembre con dos dosis separadas por ocho semanas y no 21 días como ocurre con los adultos por dos motivos: una mejor calidad de su protección y para evitar el parón de las vacaciones escolares.

En declaraciones a Efe, el presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós García Rojas, ha recordado que cada país de la UE puede adaptar la ficha técnica de estos medicamentos «a los intervalos que considere oportunos en función de su situación epidemiológica».

A propuesta de los expertos de la ponencia de vacunas, los directores generales del Ministerio de Sanidad han decidido que el intervalo entre pinchazos no será de 21 días, como reguló recientemente la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), sino de 8 semanas.

Una propuesta que «se fundamenta en la evidencia desarrollada en un país como Reino Unido, que ha implementado esta pauta» en adolescentes y que «va a generar una mejor calidad en la respuesta protectora que vamos a conseguir con la vacuna», asegura el presidente de los vacunólogos.

Y también en la logística, porque este intervalo «no se traduciría en una dificultad para seguir el proceso de vacunación» en aquellas comunidades que opten por vacunar a sus menores en los centros educativos.

La pauta de la vacuna infantil ha «sorprendido un poco» al pediatra y epidemiólogo del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), Quique Bassat, quien ha recordado que desde el principio se habló de una separación entre dosis de 21 días y que así lo recomendó la EMA.

Aunque dice «no entender muy bien por qué España ha hecho esta recomendación y que este cambio «confunde más que ayuda», el experto tranquiliza afirmando que «es cierto que cuanto más amplio es el intervalo, mejor es la respuesta inmune», pero también lo es que en la práctica se traducirá en un tiempo mucho mayor para tener a la población pediátrica correctamente vacunada.

No obstante, señala que «no hay urgencia y esto se puede hacer». «Ahora lo que nos interesa es vacunar rápido y tener a muchos niños protegidos porque de esa manera podremos controlar más rápidamente la transmisión», concluye.

Continuar leyendo